Contra la inmediatez de las redes sociales, imposible competir

 

Dijeron concordar con que el periodismo debe ser respaldado por grandes empresas, por grandes flujos de dinero para que tenga futuro, pero Denis Mearker lo negaba en silencio, con movimientos leves de cabeza de derecha a izquierda y apuntaba en su oportunidad. “No sé si las empresas vayan a desaparecer, pero lo que va a sobrevivir es el periodismo”.

La conductora de Atando Cabos en Radio Fórmula, dijo no creer en que vayan a sobrevivir las radiodifusoras, los periódicos, como están, pero sí en que el periodismo seguirá. Aclaró que en México hay una gran necesidad de periodismo bueno, y que para ello se requiere de una inyección de fuerte capitales para su subsistencia, porque es inerte a la democracia.

Rafael Puig coincidiría con la también conductora de Televisa y sostendría que la crisis dentro del periodismo en México es de Narrativa: “Lo que está sucediendo con las nuevas tecnologías es que estamos carentes de narrativa”, dijo, al referirse a que la gente lee en gran número en los dispositivos móviles y ya lo hace menos en los periódicos de papel, “El 34 % de quienes leen Milenio, lo hacen en estas cosas” dijo el periodista de este medio levantando su smartphone.

Denise insistió en el tema y dijo que no es necesario que el la nota periodística tenga que ser más corta para poder leerse en estos instrumentos, sino que lo hay que hacer es adaptarse a las nuevas tecnologías y a hacer un periodismo diferentes, quizá con mayor audio, con  video, con nuevas formas de redactar y hacerlas interesantes.

Javier Moreno, director de diario español El País, defendió su posición y dijo que el periodismo tienen que ser respaldado por grandes consorcios capitalistas, por fuertes cantidades de dinero para que tenga futuro y refirió que es ahí donde hace el periodismo de hoy. Por lo menos el 95% de las notas informativas que circulan en el mundo surgen de estos grandes medios globales, son copias, repeticiones, que se plasman en todo tipo de medios pequeños. pero quienes realmente las elaboran son aquellos medios que tienen la capacidad para tener enviados en todo el mundo, en cada punto de interés noticioso.

El Buen periodismo seguirá pasando por las grandes empresas, reafirmaría Rafael Puig. Denise seguiría con su movimiento en negativo de la cabeza e insistiría en la posible desaparición de las grandes empresas, pero no así del periodismo, porque de resultar contrario, entonces aceptaríamos que se termina la democracia.

Los tres hablaron de la importancia de las redes sociales y aunque las calificaron como de gran importancia para hacer periodismo en la actualidad, negaron que sean por sí mismas periodísticas. “Las redes sociales aportan la inmediatez, el periodismo analiza, contextualiza, investiga, es artesanal”, apuntaría Denise ,para remarcar la importancia del Twitter o el Facebook, son inmediatos y “contra eso no se puede competir”.