Policías Federales desarmados, liberan autopista del Sol de manifestantes

Federales al acecho
Foto tomada de la TV

“La Policía Federal no reprime, los invita, los conmina a deponer su actitud. Déjenme un carril libre. Por favor maestros. Cinco minutos más”. Parecía un  diálogo de sordos. El comandante Espartaco invitaba a los manifestantes que cumplían ya más de cuatro de horas de haber cerrado la Autopista del Sol, México- Acapulco-México, a desalojar por la vía pacífica.

Algunos gritos se escuchaban. “Será con sangre. Puede haber muertos”. Simplemente no cedieron en su actitud. El “diálogo terminó. El comandante pidió instrucciones vía radio y recibió la orden. Cientos de policías federales, con tan sólo un escudo de plástico y toletes en manos, comenzaron su marcha a paso corto. Era imponente ver como un contingente de más de dos mil elementos se aproximaban para hacer frente a los “maestros” de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Eran ya las 18.30 horas. El repliegue comenzó hacia los costados de la vía federal. Los manifestantes comenzaron a lanzar todo tipo de proyectiles. Volaron palos, piedras, bombas molotov. Algunos corrieron. Los federales continuaron empujando con sus escudos en formación de “U” , para evitar se salieran los “maestro” por los costados.

Se logró liberar los carriles en ambos sentidos. Dos autobuses reiniciaron su recorrido rumbo hacia Acapulco inmediatamente  Poco a poco se comenzó a dar el paso a los automóviles varados por este cierre de la rúa.

Helicópteros apoyaron las acciones desde el aire. Los policías contuvieron a los manifestantes frente a un almacén comercial. Las imágenes  transmitidas por Milenio TV –única televisora en transmitir en vivo– no dejaban lugar a dudas. Eran evidente las explosiones de las bombas molotov. Incluso se vio la llegada de ambulancias que ingresaron en medio de ambos contingentes.

El Comisionado de Seguridad, Manuel Mondragón y Kalb, dijo en entrevista posterior con el mismo Milenio TV, que se dialogó hasta el cansancio, que los “maestros” nunca desistieron de su actitud. Precisó que la PF actuó desarmada, sólo se les permitió llevar toletes, que tenían órdenes de no usarlos, gases lacrimógenos, y escudos plásticos para su protección.

Por lo menos 2 mil elementos fueron desplazados para esta acción, que resultó precisa y limpia por parte de los federales. No obstante dijo que cuatro de los elementos policiacos resultaron heridos no de gravedad y de parte de los maestros no se tuvo conocimiento  dado que ellos fueron quienes portaban palos, piedras y lanzaron las bombas molotov. Hubo varios detenidos, aunque no precisó cuantos, “porque son asuntos internos”, dijo.

Datos extraoficiales hablan de que fueron 10 en total los heridos, entre los que se cuentan dos reporteros gráficos, Abel Miranda y Fernando González, sin que tengamos preciso a qué medios pertenecen.

Martha Elba Garzón, procuradora de Guerrero, confirmó en entrevista, que fue cortada inesperadamente en Milenio TV por parte de la misma funcionaria,  que sí hay algunos detenidos. Además, reveló que hay 6 órdenes de aprehensión pendientes de ejecutar desde febrero, las cuales se cumplimentarán una vez se tenga ubicados a los implicados.

Una vez liberad la autopista México-Acapulco en sus dos sentidos, los maestros de Oaxaca amenazaron con cerrar la autopista México-Oaxaca, en protesta por lo que llamaron “represión” de los “maestros” de Guerrero. Al respecto, el Comisionado Mondragón y Kalb, dijo que será el Secretario de Gobernación quien ordene lo procedente en este caso, pero que la Policía Federal está presta para trasladarse a aquella entidad en el momento en que le sea ordenado.

Por último, Mondragón y Kalb dijo que los policías federales permanecerá en la zona donde se llevó a cabo el desalojo, porque no se sabe qué acciones puedan emprender los “maestros” desalojados.

A su vez CAPUFE –Caminos y Puentes Federales– pidió a la ciudadanía abtenerse, en lo posible, de circular por la auropista del Sol, hasta en tanto no se calmen en su totalidad las cosas en la zona.