Dieta rica en frutas y verduras, previene Esclerosis Lateral Amiotrófica

Investigadores han descubierto ahora que el mayor consumo de alimentos que contienen carotenoides coloridos, especialmente el beta-caroteno y luteína, puede prevenir o retrasar la aparición de la Esclerosis Lateral Amiotrófica, mejor conocido como ELA (ALS por sus siglas en inglés).

La ELA es una enfermedad devastadora degenerativa que incapacita a sus víctimas de una manera similar a aquellos que sufren de la enfermedad de Alzheimer.

En la actualidad, no existe una cura conocida o un tratamiento eficaz para la enfermedad, que se cree es resultado del estrés oxidativo causado por décadas de mala dieta, estrés, toxinas ambientales y condición física pobre.

ELA o enfermedad de Lou Gehrig, es una enfermedad neurológica progresiva que ataca las células nerviosas en el cerebro y la médula espinal, responsable para el control de los músculos voluntarios. Como las neuronas motoras degeneran, los músculos que controlan se debilitan gradualmente y se consumen, lo que lleva a la parálisis.

Un equipo de investigadores de la Harvard School of Public Health ha publicado los resultados de su investigación en la revista Annals of Neurology que se basa en estudios previos que muestran que los carotenoides, los compuestos naturales que dan a las frutas y verduras su color naranja brillante, rojo o amarillo, proporcionar respaldo antioxidante esencial para ayudar a combatir esta devastadora enfermedad.

Los científicos evaluaron cinco grandes estudios con más de un millón de participantes; revisaron la ingesta de alimentos para el grupo y además se determinó el consumo de carotenoides ingeridos en forma de frutas y verduras.

Uno de los principales autores de este proyecto, el Dr. Alberto Ascherio señaló, “la comprensión del impacto del consumo de alimentos en el desarrollo de la ELA es importante. Nuestro estudio es uno de los más grandes hasta la fecha para examinar el papel de los antioxidantes de la dieta en la prevención de la ELA . “

Un total de mil 093 casos de ALS fueron identificados a través de la cohorte de sujetos. El equipo halló que aquellos con el consumo más alto de carotenoides, a partir de cualquier fuente, tenían el menor riesgo de desarrollar ELA. También determinaron que los individuos que consumen más carotenoides en su dieta eran más propensos a hacer ejercicio, tener un grado avanzado, consumen una mayor cantidad de vitamina C, y tomar suplementos vitamínicos C y E.

Los participantes de mayor consumo en la dieta de beta-caroteno y luteína, más comúnmente encontrado en los vegetales verdes tenían un menor riesgo de desarrollar ELA. Curiosamente, los investigadores descubrieron que las dietas ricas en licopeno, beta-criptoxantina y la vitamina C no reduce la incidencia de la enfermedad a largo plazo; la ingesta de sumplementos con vitamina C tampoco se asoció con un menor riesgo de esclerosis lateral amiotrófica.

El Dr. Ascherio concluyó que los hallazgos “sugieren que el consumo de alimentos ricos en carotenoides pueden ayudar a prevenir o retrasar la aparición de la ELA”.

Con este estudio se soportan un gran volumen de trabajos anteriores que refuerzan la importancia fundamental de una dieta natural rica en frutas y verduras para combatir enfermedades que van desde el cáncer, la diabetes, la enfermedad de Alzheimer y la ALS.

Learn more: http://www.naturalnews.com/039323_carotenoids_ALS_fruits_and_vegetables.html#ixzz2Mo5AmY45