Ocho periodistas asesinados en un mes, en México: Fundalex

* El asesinato de Marco Antonio Ávila García significa 95 de 2000 a la fecha; hay un fotoreportero desaparecido en Veracruz y otro presuntamente amenazado por un alcalde

La Fundación para la Libertad de Expresión declara que tras el asesinato del periodista Marco Antonio Ávila García el pasado día 17 en Cajeme, Sonora, el octavo en el lapso de un mes y el número 95 de 2000 a la fecha, el oficio de periodista en México se encuentra en una situación de emergencia extrema y es una tristeza la inacción del Estado Mexicano, ante la total impunidad de quienes atentan contra los periodistas, sean agentes del propio estado y/o delincuentes. 

El comité directivo de la Fundalex exige acciones responsables del Estado Mexicano, que van desde la aprobación de las reformas a los artículos 71 y 73 constitucionales por parte de los Congreso de los Estados, hasta la real y eficaz implementación de los mecanismos de protección a que se ha comprometido el Gobierno Federal, sin dejar de lado la responsabilidad de los gobiernos estatales en la averiguación pronta, certera y responsable de las investigaciones y de las autoridades municipales, quienes tienen la responsabilidad directa de salvaguardar la integridad personal de los reporteros.

Hasta el día de hoy son los gobiernos de los estados sobre quienes recae el peso de las investigaciones y es día que ninguno de ellos ha sancionado a los perpetradores de los asesinatos contra periodistas, al recurrir a las declaraciones fáciles de que o fueron producto de crímenes pasionales o de su presunta vinculación con la delincuencia organizada.

El asesinato de Ávila García se suma en los 30 días recientes a los de Francisco Javier Moya Muñoz y Héctor Javier Salinas Aguirre en Chihuahua; Regina Martínez en Xalapa; Guillermo Luna Varela, Gabriel Huge y Esteban Rodríguez en Boca del Río; y René Orta Salgado en Cuernavaca.

No menos lamentable es la situación por la que pasan los familiares de Cecilio Rodríguez, fotorreportero del Semanario Proyectos, quien de acuerdo con información de La Jornada Veracruz fue secuestrado a plena luz del día y ante testigos en Chinameca, Veracruz, el pasado 14 de mayo. Aún no ha sido reportada su aparición.

Ese mismo diario dio a conocer de un intento de secuestro en Coatzacoalcos del fotorreportero guatemalteco José Santos Pérez, quien viaja con inmigrantes centroamericanos a bordo del ferrocarril para documentar sus vivencias por territorio mexicano.

En el estado de Veracruz, el portal veracruzanos.info reportó el 19 de mayo la amenaza en contra de Ernesto Hernández Zetina, corresponsal del Diario Notisuren Santiago Tuxtla, quien fue interceptado por una patrulla de la Policía Municipal. Los oficiales le marcaron el alto y de viva voz le dijeron que por instrucciones del alcalde Raúl Sosa González, tendría que retirarse del municipio, tras difundirse una nota en su contra.

El pasado día 15 el director del portal Dossier Político en Sonora, Oscar Castro, denunció un nuevo intento por sacarlos de línea en Internet, además del acoso para desacreditar al medio, al incluirlos en una supuesta lista de quiénes recibían pagos por parte del Comité de Campaña del candidato a senador del PRI, Ernesto Gándara Camou, hecho negado por el medio.

Marcos Elizarrarás y Óscar Adrián Galindo Luna, fotorreporteros de El Diario de Colima y un medio independiente fueron agredidos durante una manifestación el sábado 19, en Colima capital, informaron el propio Diario de Colima y la agenciaNotimex.

La Fundalex se solidariza con los periodistas agredidos y las familias de los asesinados y desaparecidos, a la vez de solicitar a la sociedad mexicana en general que en la medida de sus posibilidades también participe en el impulso, defensa y promoción de la libertad de expresión, como el derecho humano fundamental para mantener la incipiente democracia que vivimos en nuestro país.

(*) Debido a la situación que presentan las agresiones a periodistas en México, la Fundalex presenta su resumen semanal.