Sube de tono la violencia en Jalisco, siguen los asesinatos

Como si fuera un parangón al anuncio de Operativo Nacional que se realizará simultáneamente en todos los estado del país la semana que inicia, la violencia en Jalisco se ha incrementado en los últimos días, y tan sólo en las últimas 24 horas se han acumulado por lo menos siete personas muertas en distintos puntos de la entidad.

La madrugada del domingo inicio con dos asesinatos por arma de fuego.

En calles de Valle de San Sebastián, en Tlajomulco de Zúñiga un hombre identificado como Jesús Álvarez, de 33 años, fue asesinado, cerca de su casa cuando caminaba en compañía de su esposa.

Policías estatales dijeron que el hombre fue atacado de cruce de Jardín de los Amigos y Sinaloa, alrededor de la 00:20 horas, cuando un sujeto que se aproximó a la pareja sacó de entre su ropa un arma corta y, sin motivo aparente, disparó contra él.

La mujer reportó el hecho a los servicios de emergencia, lo que propició que llegaran paramédicos, quien constataron el deceso del hombre y dieron parte a la Policía municipal, misma que solicitó la presencia del Semefo para tomar conocimiento y trasladar los restos al Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.

Otro en Zapopan

De igual forma, durante la madrugada, en Zapopan,  un hombre de aproximadamente 22 años, murió baleado en el cruce de Estaño y Obsidiana, en la Colonia Balcones de la Cantera.

Testigos refirieron que el ataque se dio alrededor de las 4:00 horas, cuando se escuchó que pasó un vehículo Ford Focus, con varios sujetos a bordo, quienes  realizaron las detonaciones.

Un joven de nombre Kevin Osvaldo, de 17 años, resultó gravemente herido por lo cual fue llevado de emergencia por paramédicos de la Cruz Verde de Zapopan a un hospital cercano.

Los cuatro muertos de Tototlán

Desde anoche le dábamos cuenta de la muerte a a balazos de  cuatro hombres en el Municipio de Tototlán, Jalisco, mismos que ahora se sabe respondían a los nombres de Agustín Dávalos Alanís, de 48 años; Jaime Sánchez García, de 35; Armando Flores Hernández, de 41, y Sergio Armando Prieto González, de 35

Los cadáveres estaban a un costado de la carretera Tototlán-Atotonilco, a la altura de la Colonia Lindavista y todos presentaban varios impactos de proyectil de arma de fuego.

Algunos testigos del crimen contaron a las autoridades policiales que varios individuos armados abrieron fuego contra sus víctimas y después escaparon.

En el sitio del crimen fue asegurada una camioneta Ford Pick up, placas JN-59307, al parecer propiedad de uno de los fallecidos, según la Policía estatal.

Los cuerpos fueron llevados al Servicio Médico Forense de Ocotlán, donde se espera sean reclamados por sus respectivos familiares.

En Puerto Vallarta, un hombre baleado

En otro hecho, en Puerto Vallarta, ayer fue localizado al filo de las  18:30 horas, en el Rancho Los Galindo, en la Colonia Las Ramblas, el cadáver baleado de un hombre de aproximadamente 45 años de edad.

Información de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado establece que el individuo no ha sido identificado, pero lo describe como de 1.70 metros de estatura, vestía un pantalón de mezclilla azul y playera blanca.

Una para la policía

Por otro lado, la secretaría de Seguridad Pública dio a conocer la detención de dos hombres que en posesión de un arma de fuego y dos granadas de fragmentación, circulaban a bordo de una motocicleta sobre la Carretera Santa Rita- Ayotlán. Los detenidos niegan que el arma y las granadas sean de ellos.

El arresto lo realizaron esta madrugada elementos de la Policía estatal e indicaron que fue porque los ahora detenidos se comportaron en actitud sospechosa cuando los vieron.

Los detenidos son Ramón Omar Segura Aviña, de 18 años, y José Carlos Sánchez Basilio, de 24, ambos residentes de la Colonia Santa Rita, en el municipio de Ayotlán.

La dependencia indicó que cuando los uniformados les realizaban la revisión de rutina, a Segura Aviña le encontraron una pistola calibre 9 milímetros y a Sánchez Basilio le localizaron dos granadas de fragmentación.

Los implicados negaron que tanto el arma como las granadas fueran de su propiedad, y aseguraron que estaban en sus respectivos domicilios cuando fueron detenidos. Las autoridades investigan.

(Con Información de grupo Reforma)