La violencia en Jalisco se incrementa, cinco personas muertas en las últimas horas

La ola de violencia y crímenes regresó al estado de Jalisco; ayer por la noche un niño fue asesinado y sus restos dejados dentro de una maleta en el municipio de Zapopan; otro hombre fue ultimado y abandonado envuelto en una cobija en calles de la Colonia Los Ocotes, mientras que en Atotonilco tres cadáveres más fueron hallados por las autoridades de la zona Ciénega de la entidad.

De acuerdo con los reportes policiacos, un niño de aproximadamente dos años y medio de edad fue encontrado sin vida en el interior una maleta ayer por la noche, en Zapopan; su cuerpo presentaba signos de haber sido maltratado.

El cadáver del menor, que estaba vendado de la cabeza y tenía moretones en los brazos, fue hallado por José Manuel Díaz Frías, de 22 años, cerca de las 22:15 horas sobre la calle Betabel, casi en su cruce con Lechuga, en la Colonia La Mesa Colorada.

Díaz Frías narró que luego de ver la maleta -en color azul- que un perro husmeaba, tuvo curiosidad por ver qué había en su interior y al revisarla se dio cuenta que había un menor en posición fetal envuelto en una cobija negra con cuadros rojos.

En ese momento, y debido a que creyó que aún estaba vivo por la temperatura del cuerpo, se lo llevó a su casa que se encontraba a unas cuadras de distancia, sobre la Privada El Rincón, a su cruce con Frijol.

Momentos después llamó a las autoridades y llegaron paramédicos, pero solamente constataron que el menor ya había fallecido.

El cuerpo del pequeño, que vestía pantalón de pana café, camisa a rayas azul con blanco y calcetines azules, presentaba signos del niño maltratado, confirmó un policía.

Dejan cuerpo encobijado

Por otro lado, la mañana de este sábado se tuvo conocimiento de que un hombre fue asesinado y dejado parcialmente envuelto en una cobija tipo colcha, sobre el cruce de las calles Paseo de las Bugambilias y Privada Frijol, en la Colonia Mesa de los Ocotes, en Zapopan.

Dicha cobija -con vivos en color rosa- estaba atada a la víctima a la altura de los pies con un lazo de tendedero amarillo, y sobre la cabeza presentaba manchas de sangre.

Vecinos de la zona dijeron a las autoridades que, al filo de las 2.00 horas de este sábado, escucharon ruidos extraños en el mencionado cruce y uno de ellos supuestamente observó circular de prisa un automóvil tipo Chevrolet Citation gris.

La víctima, de 1.75 metros de estatura aproximadamente, vestía un pantalón de mezclilla en color café, una playera tipo polo amarilla, y tenía un tatuaje en el antebrazo izquierdo.

Personal de la Policía de Zapopan detalló que sobre la espalda del afectado estaba la pasta de un cuaderno con un mensaje escrito donde los supuestos causantes del crimen advertían que ellos no jugaban. Sin embargo, el recado no estaba firmado.

El cuerpo no fue destapado en el lugar del hallazgo; camilleros del Servicio Médico Forense lo trasladaron al anfiteatro de Guadalajara donde se determinarán las causas del deceso y donde se espera sea identificado por sus familiares.

Tres cadáveres hallados en Atotonilco

También, ayer por la tarde se conoció que de las autoridades policiales encontraron los cuerpos de tres hombres, frente al lienzo charro con razón social Los Sabinos, ubicado sobre la lateral de la carretera Guadalajara-Irapuato, a la altura del kilómetro 151+100.

La Comandancia de la Policía Municipal de Atotonilco el Alto, región Ciénega, indicó que recibieron el reporte y acudieron elementos de la corporación a dicha carretera, donde hallaron los tres cuerpos de hombres, de entre 25 y 30 años de edad, tirados a un costado de la cinta asfáltica, con impactos de proyectil de arma de fuego y múltiples huellas de violencia física.