Periodista violado y torturado en Veracruz; dos más desparecidos; culpan al gobernador

De José Luis Galindo /
Periódico La Región.-

Una vez mas queda demostrado que ejercer el periodismo en México, es algo sumamente peligroso y es que mientras se use la fuerza pública para reprimir a quienes día a día se dan a la tarea de informar, siempre se estará en desventaja. Tal es el caso del Estado de Veracruz, en donde el Gobernador Javier Duarte de Ochoa, quien siempre ha dicho que los medios no le importan y usando la fuerza pública, el pasado 10 de mayo dio la orden de golpear y torturar al periodista Carlos de Jesús Rodríguez, dueño del Diario Virtual Gobernantes.com de los más críticos del Estado. Y en estos tiempos cuestionaba el trabajo del reciente Gobernador de Veracruz.

Después de un desaguisado y acusado de una riña personal el periodista fue arrestado y trasladado al Penal de Pacho Viejo en Coatepec, Veracruz, alrededor de las 11 de la mañana, del día 10 de mayo; el periodista antes mencionado, llegó en perfecto estado físico, sin embargo horas mas tarde alrededor de las 8 de la noche, el periodista fue excluido del Penal y llevado de urgencia al hospital Los Ángeles de la Ciudad de Xalapa, ya que dentro del Penal sufriría una brutal golpiza. Se le encontró semen en su ano, órganos reventados, perdida total de la vista del ojo izquierdo, costillas rotas.

Se aclara que todo esto sucedió el mismo día de su encierro, ya que el día 17 de mayo el Juez del Juzgado Primero Ariel Robinson Manzanilla, del Penal le Dictó Auto de Formal Prisión. En esos días el ya se encontraba en el hospital.

Incongruentemente, en estos días Carlos de Jesús Rodríguez ha sido trasladado a un hospital en Houston, Texas, E.U.A., en donde seguirá su tratamiento ya que se encuentra en un estado sumamente grave, y decimos incongruente ya que este traslado y hospitalización en el extranjero será pagado en su totalidad por el Gobierno de Javier Duarte, quien le mandó golpear y también ha amenazado a este reportero, además de que el Gobierno ha desaparecido una demanda que los abogados del periodista interpusieron en contra del Estado por los hechos acaecidos en el Penal. Todo esto, acallado por el Gobierno y los medios oficialistas locales.

Al mismo tiempo y con mucha preocupación, se tiene conocimiento que en ese Penal, dos días antes llegaron dos periodistas, Alejandro de la O. Fernández y Jorge Ricardez Manrique, acusados de una supuesta extorsión en contra del Alcalde de Tuxpan, Alberto Silva Ramos, de quien se tenía información delicada y que podría derrumbar su carrera política y sus aspiraciones al Senado el próximo año. Igualmente que Carlos de Jesús estos periodistas cuestionaban al Gobierno de Veracruz.

De ellos nada se sabe, se encuentran incomunicados y con la incertidumbre de lo que les pueda suceder.

¿Será que Veracruz quiera convertirse en uno de los Estados que también ejercen el poder para reprimir el Derecho a la Libre Expresión?.

¿Será la ira contenida por el Gobernador Javier Duarte de Ochoa que se derrama sobre todo aquel que le cuestiona?.

México es el segundo lugar mundial en muerte de periodistas y parece que el Gobierno de Veracruz con Javier Duarte al frente, se ha unido para incrementar las estadísticas: Un periodista a punto de morir que quedará dializado de por vida y dos mas silenciados en la cárcel. Esperemos que el Gremio Periodístico y las Organizaciones Internacionales den seguimiento puntual de los actos que en el Estado de Veracruz están sucediendo.