Fragmentos humanos, cartuchos percutidos y ropas, lo encontrado en fosas de Coahuila

Restos calcinados de posibles víctimas del crimen organizado fueron localizados en 20 pozos en el poblado de Guerrero, Coahuila, informó este lunes la fiscalía local.

El pasado 1 de junio, soldados ubicaron en tres zonas distintas del poblado una treintena de pozos y “en 20 de ellos se localizaron mil 314 pequeños fragmentos de lo que pudieran ser restos de huesos humanos totalmente calcinados”, informó.

En los pozos se encontraron además unos 60 casquillos percutidos de armas de grueso calibre, además de ropas, monedas y distintos fragmentos de objetos como relojes, señaló la dependencia en un comunicado.

Los restos óseos están calcinados, “por lo que no será posible extraer ADN para obtener la huella genética” de las víctimas.

Coahuila limita con los estados de Durango y Tamaulipas, donde desde abril pasado se han localizado fosas clandestinas con 226 cadáveres, en el primer distrito, y 183 en el segundo.

El norte de México es escenario de sangrientas disputas entre al menos cuatro cárteles -Los Zetas, Sinaloa, Golfo y Juárez- por el control de las rutas del tráfico de drogas hacia Estados Unidos.

Según cifras oficiales y recuentos de la prensa, la violencia ligada al tráfico de drogas ha dejado en México unos 37 mil desde diciembre de 2006, cuando el presidente Felipe Calderón asumió el poder y lanzó un operativo antidrogas con más de 50 mil militares.

(Emequis)