Federales ‘revisan exhaustivamente’ centro de Derechos Humanos en Ciudad Juárez; Javier Sicilia demanda cese de doble discurso

Agentes de la Policía Federal catearon anoche las oficinas del Centro de Derechos Humanos Paso del Norte, en Ciudad Juárez, Chihuahua; el poeta y escritor Javier Sicilia, desde la marcha que mantiene hacia esa ciudad fronteriza, censuró la intervención  y demandó al presidente de la República dejarse de un doble discurso y aclarar si se va a atentar contra la sociedad, como sucedió en este centro; la SSP federal dijo que fue circunstancial la acción dado que se buscaba a un vendedores de drogas al menudeo que se introdujo a ese lugar.

El sacerdote Oscar Enríquez, titular del Centro de Derechos Humanos, dijo que los agentes de la Policía Federal catearon las oficinas, lo que cual fue negado por la corporación, pese a que aceptan en su comunicado que si revisaron las instalaciones en busca de dos supuestos narcomenudistas que corrieron hacia el interior.

El sacerdote y director del Centro de Derechos Humanos, Óscar Enríquez, informó que aproximadamente a las 20:00 horas de ayer domingo, al menos cinco patrullas de la policía federal llegaron a las instalaciones de la organización civil.

Los agentes revisaron expedientes y equipo de cómputo. En tanto, otras unidades aseguraron el perímetro y no dejaron ingresar a nadie para revisar los documentos y el equipo hasta dos horas después que culminó el operativo, sin que se dieran más detalles.

Este organismo participa activamente en la marcha iniciada por el poeta y escritor Javier Sicilia en el centro del país, y que deberá arribar a esa frontera entre jueves y viernes próximos.

Desde la marcha misma, Javier Sicilia al enterarse de la intromisión de los federales en el centro juarense, recriminó el ingreso de elementos federales al inmueble, y dijo confiar en que no se trate de una “provocación” por parte de la administración de Felipe Calderón; exigió de manera urgente al presidente Felipe Calderón una respuesta sobre cuál es su postura sobre el movimiento ciudadano que realiza la Caravana por la Paz.

El poeta y escritor se dijo preocupado por el “doble discurso” que existe desde el gobierno porque por un lado la Caravana por la Paz que va hacia Ciudad Juárez es custodiada por la Policía Federal, quien al mismo tiempo agrede y actúa contra activistas sociales.

La Secretaría de Seguridad Pública federal trató de lavarse la manos de esta intervención y a través de un comunicado informó que el ingreso al Centro de Derechos Humanos Paso del Norte en Ciudad Juárez, tuvo como finalidad detener a un presunto narcomenudista, y de ninguna forma se trató de un cateo.

De acuerdo con su comunicado, la Policía Federal arrestó a dos individuos que traían consigo cinco paquetes confeccionados con cinta canela que en su interior contenían aproximadamente 400 gramos de marihuana (cada uno), así como 15 dosis de “piedra”, 5 dosis de cocaína y 33 pequeños envoltorios de plástico transparente con marihuana en su interior.

Los detenidos fueron identificados como David “N”, de 16 años de edad y Alan Arzate Barrientos, de 23 años de edad, quienes, según la SSP, señalaron a un tercer sujeto como el responsable de proporcionarles la droga y en ocasiones armas para delinquir.

La persona señalada, establece el comunicado, caminaba en ese momento (por mera casualidad) en contra flujo sobre la calle Francisco Portillo, por lo cual los elementos federales le marcaron el alto y el sujeto emprendió la huida; al verse perseguido se internó en el domicilio ubicado en la esquina de la calle Tomás Urbina y Francisco Portillo, donde se localizan las instalaciones del Centro de Derechos Humanos Paso del Norte, por lo que los elementos se introdujeron a dicho domicilio sin encontrarlo, “no obstante haber realizado una revisión exhaustiva en el inmueble”.

Según la Secretaría de Seguridad Pública federal, de lo anterior tomó conocimiento el Dr. Gustavo de la Rosa Hickerson, visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Ciudad Juárez, quien participa en la Mesa de Seguridad, quien se comunicó de inmediato con el Coordinador de la Policía Federal en Chihuahua, Comisario Raúl Ávila, para conocer los pormenores.

En el comunicado se afirma que el Dr. De la Rosa Hickerson se comprometió a entablar comunicación con los integrantes del Centro de Derechos Humanos Paso del Norte para aclarar y explicar las cosas, en el sentido de que se trató de una búsqueda posterior a una detención y de ninguna manera se llevó a cabo cateo alguno, sólo “una revisión exhaustiva”.

(Con información de MVS y El Universal)