Tras enfrentamiento en Salinas, rescatan a cuatro secuestrados y aseguran un arsenal

Los cuerpos de tres delincuentes y dos policías fueron  levantados por forenses -foto grupo reforma- 02062011Un enfrentamiento entre policías estatales y un grupo de sicarios en la Colonia Paseo del Norte, en Salinas Victoria, Nuevo León, arrojó la muerte de tres delincuentes y dos uniformados, además del aseguramiento de seis vehículos entre ellos tres camionetas y dos autos Bora, y de por lo menos 19 fusiles de asalto AR-15 y AK-47. También fueron decomisados chalecos antibalas, cargadores, cartuchos y fornituras que tenía en su poder el grupo armado.

El tiroteo, según testigos inició a las 10:30 horas y duró entre 30 y 40 minutos, causó alarma entre los habitantes del Municipio y una gran movilización que mantuvo cerrada por cinco horas un tramo de la Carretera a Colombia.

Una fuente señaló que la confrontación inició cuando un grupo de pistoleros a bordo de varios vehículos fue interceptado por un convoy, lo que desató una persecución y balacera donde murieron los supuestos delincuentes.

Los policías estatales que murieron quedaron en el interior de la casa número 703, de la calle De los Bustamante, uno en la sala y el otro en una recámara. Ambos fueron acribillados por uno de los agresores que se había escondido en el baño de la vivienda y que aprovechó que el momento en que los uniformados ponían a salvo a dos menores para dispararles.

Posteriormente, el atacante huyó por el patio de esa casa y luego brincó el techo de otro domicilio, pero fue interceptado por más policías estatales que lo mataron.

Otros dos pistoleros quedaron sin vida, uno en el asiento del conductor de una pick up Chevrolet blindada y el otro en unas vías ferroviarias.

También resultaron heridos dos policías estatales más que fueron trasladados en un helicóptero a un hospital.

Vecinos del lugar aseguraron que militares que llegaron en apoyo lograron detener a dos presuntos delincuentes, que fueron subidos a un helicóptero.

Tras la balacera, delincuentes atravesaron un tráiler sobre la Carretera a Monclova, a la altura del Municipio de Abasolo, donde le poncharon las llantas, para obstaculizar el paso de las autoridades, lo que propició que se formaran largas filas de vehículos hasta que el tráiler fue retirado con el apoyo de una grúa.

Rescatan a cuatro hombres

De acuerdo con informes oficiales, el Ejército llegó en apoyo a policías estatales, momento en que fueron agredidos por un grupo de delincuentes en la calle Ramón Sánchez Luévano, en donde abatieron a un pistolero y detuvieron a otro.

Posteriormente, al efectuar un recorrido de reconocimiento, en el cruce de las calles Juárez y Alfonso Martínez Domínguez, en la Colonia Hacienda Mamulique, localizaron tres vehículos abandonados, uno de ellos con las puertas abiertas.

Al efectuar una revisión en el interior de los mismos se logró el aseguramiento de 18 armas largas, 69 cargadores y 6 fornituras.

Posteriormente, en la entrada del poblado Mamulique, los militares observaron a seis individuos a bordo de un vehículo, quienes al ver a los soldados dispararon para lograr darse a la fuga.

En el último evento, al buscar a los pistoleros que habrían huido por el ejido 20 de Febrero, encontraron una casa abandonada en donde mantenían secuestradas a cuatro personas, quienes estaban maniatadas de pies y manos.

En total, en las cuatro acciones, los militares aseguraron 25 armas largas, 4 cortas, una granada, 120 cargadores, 86 fornituras, dos chalecos antibalas y mil 662 cartuchos; además de detener a cinco personas, y liberar a cuatro secuestrados, dice el reporte oficial.

Casa de tortura y posible cementerio

De igual forma, ya por la noche se conoció que en el terreno de la casa donde fueron rescatados los cuatro secuestrados, los militares encontraron indicios de que en ese lugar torturaban y asesinaban a personas.

Incluso, se considera la posibilidad de que en el lugar haya fosas con cadáveres en su interior, ya que en varios puntos se encontró tierra removida.

De igual forma se hallaron tambos de 200 litros con residuos de químicos, que son analizados para determinar si dentro de los mismos hay rastros humanos.

Peritos de la Procuraduría de Justicia estatal realizan excavaciones en el terreno, para descartar o encontrar cuerpos humanos enterrados.

Hasta las 19:00 horas no se había localizado ningún indicio, por lo que el Ministerio Público solicitó al personal del Servicio Médico Forense revisar la zona.