Insisten en atacar a la Prensa

Una vez más los representantes de los medios de información son agredidos por el simple hecho de cumplir con su labor informativa.

Muchos son los casos documentados de acciones de violencia contra reporteros, fotógrafos, camarógrafos, comentaristas; incluso, muchos han muerto en el ejercicio de su profesión.

La fundación Manuel Buendía hace una relación durante 2000 de todos los representantes de la prensa que han sido objeto de vejaciones por parte de policías, estudiantes, actores, actrices e incluso por los mismos reporteros que se han subido a un escaloncito y se creen con autoridad de arremeter contra quienes deberían ser sus compañeros.

Amnistía Internacional, año con año, da conocer su informe sobre el estado que guarda la seguridad en torno a los reporteros y hace ver que en el caso de México en los últimos años han sido victimados por lo menos 11 periodistas y en ninguno de los casos ha habido una repuesta satisfactoria por parte de las autoridades encargadas de las investigaciones.

Ahora, la policía del Distrito Federal, esa que aplica que la ley a su libre arbitrio, olvidándose de reglamentos, normas y responsabilidades, intimidó a una reportera gráfica del periódico El Universal de México, porque tomó gráficas de un operativo en el Centro Histórico de la Ciudad de México y porque a uno de los elementos no le gustó que lo pasmara arremetiendo contra vendedores ambulantes.

El policía intentó quitar la memoria de su cámara y como la profesional se negó, pues la amenazó con llevarla antes el Ministerio Público y las autoridades del D. F. como en muchos casos, bien , gracias.