Asesinan al delegado de la PGJ en Mascota

Alfredo Terrones Cervera, delegado de la Procuraduría General de Justicia del Estado en el municipio de Mascota, fue asesinado esta mañana, por desconocidos que le habrían disparado con rifles de asalto R-15 y AK-47, según los cartuchos encontrados en la escena del crimen.

La Procuraduría de Justicia del Estado, a través de sus destacamentos regionales, investiga y lleva a cabo un operativo tendiente a la captura de los responsables del homicidio.

Terrones Cervera ingresó a la Procuraduría de Justicia en octubre de 1980. Se desempeñó como actuario en el área de Averiguaciones Previas, secretario y agente del Ministerio Público en las localidades de La Huerta, Encarnación de Díaz, Autlán y en la Dirección de Visitaduría. En 2001 fue nombrado Subdelegado Regional de Jalostotitlán, y, en 2002, ascendió a Delegado de la zona Altos Sur, con sede en Tepatitlán.

Ocupó el mismo cargo en Colotlán, Tamazula, Ameca y Autlán de Navarro, y desde febrero de 2010, era el responsable de la Delegación Regional de la Zona Sierra Occidental, con sede en Mascota.

A Terrones Cervera, quien tenía 53 años de edad, le sobreviven su esposa y cuatro hijos de 30, 28, 22 y 16 años de edad.

De acuerdo con la información oficial, el atentado contra el funcionario se registró la mañana de este jueves cuando salía de su casa ubicada en la calle Justo Sierra, en Mascota para ir a las oficinas de la Delegación Regional.

El Delegado estaba a punto de abordar su camioneta oficial Ford Pick up, modelo 2007, cuando aproximadamente tres sujetos abrieron fuego contra él, y aunque intentó repeler la agresión, fue abatido.

En el lugar de los hechos se encontraron varios casquillos de calibres 7.62 (cuernos de chivo) y .223 (R-15), de las armas de los agresores, quienes se dieron a la fuga en un vehículo Ford Lobo, de color verde oscuro.

Cabe señalar que el delegado tenía bajo su resguardo un arma AR-15, una pistola automática calibre .9 milímetros y chaleco antibalas (el cual no vestía al momento de la agresión).

En el comunicado no se establece si el funcionario policiaco había recibido alguna amenaza de muerte previa a su asesinato.

About these ads