Se incrementa el consumo de drogas en el mundo; 26 millones tienen serios problemas con ellas

Drogas Alerta Periodística / EFE.-

El número de personas en el mundo que consumen droga al menos una vez al año se ha incrementado en 4.9 por ciento, lo que da una suma de 208 millones de personas del planeta entre 15 y 64 años,  según el Informe Mundial sobre las Drogas 2008, elaborado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), el cual destaca que el número de consumidores se ha mantenido estable por debajo del cinco por ciento de la población mundial, y precisa que para 26 millones de personas, el 0.6 por ciento de la población adulta del planeta, la droga supone un serio problema.

La sustancia ilegal más difundida es el cannabis, consumido por 165.6 millones de personas, el 3,9 por ciento de la población de entre 15 y 64 años en 2007, una décima más que el año anterior.

Las anfetaminas son la segunda droga más usada, al tomarla 24.7 millones de personas, aunque fue la única que experimentó cierta caída en el consumo al pasar del 0.60 por ciento al 0.58 por ciento su tasa de prevalencia.

Las siguientes sustancias son el grupo de los derivados del opio con 16.5 millones de consumidores, el 0,39 por ciento de la población mundial, con un ligero ascenso de un 0.02 por ciento.

La cocaína es consumida por 16 millones de personas, el 0.4 por ciento de la población mundial, y tuvo también un ligero ascenso, al igual que el “éxtasis”, con 9 millones de usuarios.

“En los últimos años la fiscalización de estupefacientes ha conseguido extraordinarios avances, sobre todo en comparación con otras sustancias psicoactivas”, explicó el director de la ONUDD, Antonio María Costa, en un comunicado difundido hoy en Viena.

Según los datos de la ONU, cada año fallecen cinco millones de personas por tabaquismo, dos millones y medio por culpa del alcohol, y unas 200 mil por efecto de las drogas.

“La fiscalización de estupefacientes ha dado importantes resultados: la heroína, la cocaína y las sustancias sintéticas son desastrosas para quien las consume, pero no tienen repercusiones tan graves en la salud pública como el tabaco y el alcohol”, destacó Costa.

Aún así, la ONU advierte de tendencias preocupantes como el aumento mundial del cultivo de la hoja de coca y de opio en el planeta, lo que puede abaratar el precio de la droga y elevar la oferta.

“Los grandes aumentos registrados últimamente en la oferta de estupefacientes procedentes de Afganistán y de Colombia pueden hacer que suban las tasas de drogadicción por la caída de los precios y la mayor pureza de las dosis”, agregó Costa.

About these ads